Guía de cuidados de la Tradescantia zebrina

¿Conoces la Tradescantia zebrina? Te la resumo en pocas palabras: decorativa, fácil de cuidar y crece y se propaga a-toda-pastilla.

¿Ya sabes dónde la colocarías? ¡Pues voy a contarte más sobre ella!

La Tradescantia procede de Centroamérica. Es un género formado por unas 30 especies, siendo la zebrina o panameña una de las más conocidas.

Es una planta increíblemente agradecida. Sus hojas son ovaladas. Verdes y plateadas por su parte superior y moradas en el envés. Crecen muy rápido en todas las direcciones, lo que hace que su volumen sea muy espectacular en poco tiempo. Lo más habitual es encontrarla en macetas colgantes o en los pies de plantas de mayor porte. Yo de momento la tengo en una maceta sobre un pie. Ha crecido tan rápido que en pocas semanas todas sus ramas caen hacia abajo cubriendo la maceta y parte del soporte.

Tradescantia zebrina
Fuente: Moon to moon

Como su nombre es algo difícil de recordar, quiero contarte una curiosidad: su nombre común es “amor de hombre”. ¿Sabes lo que “cuentan” por ahí? Que se debe a la facilidad que tienen para “agarrarse” a cualquier medio para echar raíces y crecer (toma que toma). Anécdotas aparte, ésta es una gran ventaja. Sus ramas llegan a hacerse tan largas que pueden romperse fácilmente. ¡No te preocupes! Puedes meter en agua las ramas que se hayan caído y cuando echen raíces (en pocas semanas) puedes volver a plantarla. ¡Crecerá y crecerá de nuevo sin parar!

Tradescantia zebrina
Fuente: thebotanical.nl

Y ahora, vamos a ver como siempre el paso a paso:

  • Luz: es fundamental que protejas a tu Tradescantia zebrina de los rayos directos del sol. No obstante, intenta proporcionarle toda la luz que puedas, crecerá más fuerte y el color de sus hojas será mucho más intenso.
  • Riego: las pautas son muy distintas en función de la temperatura ambiente. En épocas cálidas debes regar frecuentemente y procurar una humedad elevada. Evita como siempre los encharcamientos pero intenta que la tierra no llegue a secarse del todo entre riego y riego. Cuando haga frío, debes espaciar mucho más los riegos. La Tradescantia zebrina es capaz de aguantar pequeñas etapas de sequía cuando bajan las temperaturas. Por si te sirve de guía, en invierno yo suelo regarla una vez cada 2 o 3 semanas, siempre observando el estado de sus hojas.
  • Temperatura: Lo ideal para ella es estar entre los 20 y los 30ºC. Por debajo de los 15ºC empieza a sufrir un poco, sobre todo su crecimiento ¡intenta que no baje de ahí!
  • Floración: en exteriores suele florecer en verano unas pequeñas flores de color púrpura o azul, pero no tienen mucho valor ornamental.

Ficha de cuidados de la Tradescantia zebrina.

Tradescantia zebrina

Y como siempre, ¡vamos a ver las mejores fotos para coger ideas de decoración!

Tradescantia zebrina

Tradescantia zebrina
Fuente: Instagram
Tradescantia zebrina.
Fuente: Instagram
Tradescantia zebrina
Fuente: Plant & Pot – Indoor Plants & Planters
Tradescantia zebrina
Fuente: Bakker.com

Imagen de planta Alocasia Sanderiana